¿Sabías que José Gregorio Hernández  hablaba 7 idiomas?

¿Sabías que José Gregorio Hernández hablaba 7 idiomas?

enero 6, 2019 0 Por Así Es Venezuela
Compartir

Fue médico, científico, profesor 

y filántropo.

Así era José Gregorio Hernández, el recordado y querido doctor, que con su nobleza, su humildad, carisma, su vocación de servicio y su entrega para servir a los más necesitados.

Se quedó en el corazón de los venezolanos y hasta de países aledaños. 

 Conocido como el siervo de Dios o el médico de los pobres. 

  • Nació en Isnotú, estado Trujillo el  26 de octubre de 1864.
  • Su nombre completo era  José Gregorio Hernández Cisneros. Su madre murió cuando él tenía 8 años. Era de piel blanca y medía 1,60 de estatura. Inició sus estudios de medicina a los 17 años de edad. Fue el estudiante más destacado en la carrera de medicina en la UCV.
  • José Gregorio Hernández ayudaba económicamente a sus hermanos, por lo que daba clases particulares para ganar un poco más. 
  • Debido a la situación económica aprendió  a hacer ropa masculina y se hacía sus propios trajes. 
  • Su vida era un ejemplo para sus compañeros universitarios. 
  • A la edad de 23 años hablaba inglés, francés, portugués, alemán e italiano y dominaba el latín. 
  • Al graduarse de médico se traslada a su pueblo natal y su fama se va extendiendo y sobre todo por servir las más necesitados.
  •  El   Dr. José Gregorio Hernández se dirige a Paris a realizar estudios de laboratorio para así  contribuir a la modernización de la medicina venezolana.
  • Gracias al Dr. José Gregorio se introduce el microscopio en Venezuela. 
  • Se caracterizaba por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes.
  • El 29 de junio de 1919  José Gregorio Hernández salía de una farmacia para atender a un paciente de pocos recursos y  fue impactado accidentalmente por un vehículo  Essex, de los pocos que existían para la época. 
  • Horas más tarde de ese mismo día El doctor  José Gregorio Hernández fallece en el Hospital Vargas. 
  • Ha sido recordado por su humanismo, por su bondad, por amor al más necesitado y por los aportes médicos y científicos.   
Compartir